Translate

sábado, 14 de abril de 2018

ORACIONES PARA PRIMARIA Y SECUNDARIA

PARA ADVIENTO

1ª Semana

Jesús,empezamos hoy
el camino hacia la Navidad.
Queremos celebrar con mucha alegría
tu venida entre nosotros.
Queremos que la fiesta de tu nacimiento
nos enseñe a amarte más,
y a amar de verdad a todos los que están a nuestro alrededor.
Jesús, te pedimos
que sepamos vivir la Navidad que se acerca
como tu quieres que la vivamos.

2ª Semana

Jesús, estamos contentos
porque se acerca la fiesta de Navidad.
Estamos contentos porque será
una fiesta bonita y habrá
muchas cosas que nos harán felices.
Pero te queremos pedir, Jesús,
que no nos olvidemos
que tu naciste pobre
y que quieres que nosotros nos acordemos
de que hay mucha gente que también es pobre.
Jesús, enséñanos a recordar a los que pasan necesidad,
y enséñanos a no pensar solo en nosotros mismos.

3ª Semana

La fiesta de la Navidad cada vez está más cerca.
Ahora, cuando encendemos estas tres velas,
te queremos pedir, Jesús,
que sepamos amar y dar felicidad
a todos los que estamos en casa,
y a nuestros compañeros de la escuela,
y a nuestros vecinos,
y a toda la gente que conocemos.
Enséñanos a anar y dar felicidad como tu hacías.

4ª Semana

La Navidad ya está aquí.
Jesús, hoy sentimos la misma alegría
que sintió María, tu madre,
cuando le faltaban ya muy pocos días
para que nacieses tu,
Jesús, queremos pedirte que tu nacimiento
ayude a que haya paz
en los lugares en los que hay guerra,
y esperanza allí donde hay tristeza y dolor.
Y haz que celebremos tu fiesta
con todo el corazón.

SEÑOR JESÚS,
Tú que nos diste la vida,
enséñanos a amarnos siempre
los unos a los otros
como Tú nos lo mandaste.

Señor Jesús,
quédate siempre
junto a nosotros.
Tu eres el camino,
la verdad y la vida.


GRACIAS, JESÚS,
porque has dado tu vida
para salvarnos.
Gracias, Jesús,
porque has muerto en la cruz
para que vivamos para siempre.
Gracias, Jesús,
porque nos quieres mucho.


SEÑOR,
cuando tropezamos
en el camino del bien,
agárranos con tu mano;
cuando caemos, levántanos;
cuando nos apartamos
de lo que es bueno,
llévanos otra vez
hacia el bien.


PADRE DIOS,
Tú que nos has enviado a Jesús
que se entregó por nosotros
para salvarnos
y nos enseñó el camino
de la verdad.
Nosotros queremos seguir ese
camino, pero a veces,
nos apartamos de él
olvidándonos de tu cariño.
Perdónanos
y haznos cada vez mejores
para que podamos amarte
y servirte como tu lo hiciste.
Que esté cerca de Ti
y atento a las necesidades
de los demás.


JESÚS, EN LA ÚLTIMA CENA
creaste la Eucaristía.
GRACIAS, SEÑOR,
PORQUE NOS QUIERES.
Jesús, el Jueves Santo
nos enseñaste a ser servidores
los unos con los otros.
GRACIAS, JESÚS,
PORQUE NOS QUIERES.
Jesús, nos ayudas
a que nuestro corazón
se parezca al tuyo.
GRACIAS, JESÚS,
PORQUE NOS QUIERES.
Jesús,
nos has amado hasta el final.
GRACIAS,  JESÚS,
PORQUE NOS QUIERES.


PADRE DIOS,
ayúdame para que en esta Cuaresma
quiera y perdone a todos
 como lo hizo tu Hijo Jesús,
que ofreció su vida por nosotros.


SEÑOR Y PADRE NUESTRO,
sabemos que los buenos amigos
no abandonan al amigo
en los momentos difíciles.
Nosotros vamos a recordar
y celebrar
la Semana más difícil
por la que pasó Jesús.
Ayúdanos para que
descubramos en ella
lo mucho que Tú nos quieres
y la salvación que nos ofreces.


HAZ DE MI, SEÑOR,
UN INSTRUMENTO DE TU PAZ.
Que donde haya odio, porga yo amor;
donde haya ofensa, ponga perdón;
donde haya discordia, ponga unión;
donde haya error, ponga verdad;
donde haya duda, ponga confianza;
donde haya desesperación, ponga esperanza;
donde haya tinieblas, ponga luz;
y donde haya tristeza, ponga alegría.


POR MIS PADRES
Jesús, tu me has dado a papá y mamá.
Gracias.
Tu me has puesto en sus corazones
grande amor para mi.
Gracias.
Papá y mamá me aman
y siempre piensan en mi.
Gracias.
Recompénsalos tu, Señor,
por todo el bien que me hacen,
porque yo no soy capaz de hacerlo
adecuadamente.
Gracias.

ORACIÓN PARA DAR LAS GRACIAS
Jesús, estoy contento por muchas cosas,
y te doy gracias por todo lo bueno
que me has dado.
Y te doy gracias también
porque estás siempre junto a mi,
como un amigo que nunca falla.
Gracias, Jesús.

ORACIÓN PARA PEDIR SABER AMAR A LOS DEMÁS
Jesús enséñame a ser generoso,
enséñame a compartir lo que tengo,
enséñame a ayudar a los demás,
enséñame a no burlarme de nadie,
enséñame a no hacer daño a nadie,
enséñame a perdonar.
Jesús, enséñame a amar como tu.





ORACIONES PARA SECUNDARIA

ORACIÓN DE ADVIENTO
Pronto llegará la Navidad, Dios Padre nuestro.
Pronto celebraremos el nacimiento de Jesús.
Él viene a vivir entre nosotros
en la sencillez y la pobreza;
él viene a vivir entre nosotros
para enseñarnos a amar la verdad.
Haz que vivamos esta fiesta con mucha alegría,
con los de casa y con todo el mundo.
Y haz que la venida de Jesús
nos anime a querer ser como él:
que sepamos ser sencillos,
que sepamos compartir lo que tenemos,
que sepamos ayudar a los demás,
que sepamos pensar en el bien de todos
y no sólo en el nuestro.


ORACIÓN DE AÑO NUEVO
Empezamos un nuevo año, Jesús.
Hoy es día de fiesta,
de buenos deseos,
de esperanza, de felicidad para mi
y para todos.
Jesús,
acompáñame a lo largo de este año,
y acompaña a todos mis familiares
y amigos.
Jesús,
deseo muy de verdad
que este nuevo año
sea un año de paz, de justicia, de igualdad
para todos los hombres y mujeres de la tierra.
Jesús,
que tu amor llene el mundo entero.


CUANDO COMIENZA LA JORNADA
Ahora que empieza la jornada
ponemos en tus manos
lo que este día nos deparará;
el trabajo cotidiano,
la gente con la que nos encontraremos,
los proyectos y las ilusiones,
las risas, la esperanza,
todo lo que en él vamos a hacer
para mejorar nuestro mundo
y acercar tu Reino.
Danos el coraje y la voluntad necesarios
para andar por tu camino durante toda la jornada.
Sólo así, cuando al final del día
volvamos a tu presencia,
 podremos decirte:
"Aquí está mi vida, Señor.
Tu me la diste y a ti te la entrego.
Mis frutos han crecido gracias a Ti."


ORACIÓN A MARÍA LA MADRE DE JESÚS
Con alegría te recordamos, María.
Tu has amado mucho a tu hijo Jesús,
tu le has ayudado a crecer,
tu le has acompañado toda tu vida,
tu has creído en él.
Tu vida entera es para nosotros
un modelo de fe, de esperanza y de amor.
Y sabemos que nos amas a nosotros
como amaste a Jesús.
María, Madre de Jesús, Madre de Dios,
acompáñanos en el camino de nuestra vida
y ayúdanos a ser cada día más cristianos.



ORACIÓN POR LOS MAESTROS Y POR LA ESCUELA

Merece la pena aprender,
merece la pena estudiar,
merece la pena lo que hacemos en la escuela.
Merece la pena,
aunque a veces me cueste y me canse.
Jesús, te pido por mis maestros y profesores.
Por los que me caen más simpáticos
y nos entendemos bien,
y también por los que no me gustan.
Por todos ellos te quiero pedir,
y por toda la escuela,
para que todo lo que hacemos
nos sea provechoso,
para nosotros y para todos.


ORACIÓN POR LOS COMPAÑEROS DE LA ESCUELA
Nos vemos todos los días,
cinco días a la semana.
Pasamos juntos muchas horas:
en clase, en el recreo,
en las distintas actividades.
Algunos son más amigos, otros menos.
Pero hoy los recuerdo a todos,
Te pido, Jesús, que todos sepamos
ser buenos compañeros,
que sepamos ayudarnos,
 que sepamos querernos,
que cuando haya problemas entre nosotros,
los sepamos solucionar con buena voluntad
y sin ganas de hacer daño.
Y te pido también
que nos enseñes, a cada uno de nosotros,
a vivir como tu has vivido
y a creer en ti y a amarte de verdad.



ORAR CON EL PADRE NUESTRO
Padre, al que no podemos llamar nuestro
porque hay muchos hombres y mujeres
excluidos del nosotros.
Que estás precisamente allí donde nos da miedo mirar
porque abunda la miseria.
Santificado sea tu nombre, eco fiel
del grito de los "sin voz" que nadie escucha.
Venga a nosotros tu amor
para romper nuestro corazón de piedra,
tu justicia para que no soportemos
diferencias ni explotaciones,
tu vida para que no se la neguemos a nadie
y así seamos manos que construyen tu reino.
Hágase tu voluntad
de que todos los seres se realicen
y encuentren su sentido.
el pan dánoslo
y quítanos todo lo superfluo
para que ningún hombre pase hambre.
Perdónanos nuestras insolidaridades y
nuestro individualismo,
nuestras riquezas, nuestras distancias,
nuestras actitudes marginadas.
Así como nosotros intentamos arrancarlas de nuestro ser.
Y líbranos de la indiferencia. Amén.

miércoles, 4 de abril de 2018

EL PASTOR Y LA OVEJA PERDIDA

Érase una vez un hombre que estaba contando sus ovejas. Tenía cien ovejas, por tanto tardó bastante tiempo.
Una, dos, tres, veinte... treinta... cuarenta... noventa y ocho... noventa y nueve...
Aún le quedaban noventa y nueve. ¿Tan importante era aquella oveja que estaba perdida? ¡Por supuesto que si!

El hombre salió rápidamente a buscarla. Miró por todas partes escuchando con atención. No pararía de buscar hasta encontrar a su oveja perdida.

Finalmente, oyó un sonido muy débil.
-¡Beeee! ¡Beeee!

Se dirigió al lugar del que salía el sonido y ¡allí estaba su oveja!
Le dio un gran abrazo.

Después, la levantó. La puso sobre sus hombros y así la llevó todo el camino hasta llegar a casa. Cuando llegó a casa, entró rápidamente para contárselo a su mujer y a sus hijos.

-¡La he encontrado! La oveja perdida está a salvo.

Después, se fue a casa del vecino.


-¡La he encontrado! La oveja perdida está a salvo. Venid a mi casa, vamos celebrar una fiesta.


martes, 3 de abril de 2018

PEDRO

Jesús le había encargado que cuidara de sus amigos. Y así lo hizo.
Pedro cuidó de los apóstoles y también de los nuevos amigos de Jesús.
¡Cada día hacían más amigos para Jesús en la ciudad de Jerusalén!
Era muy emocionante. Formaban una gran familia.
Comían juntos, rezaban juntos y lo aprendían todo acerca de Jesús.
Los que eran ricos ayudaban a los pobres. Compartían todo lo que tenían. Y el Espíritu de Dios estaba con ellos. Era como tener a Jesús siempre allí.

Los enemigos de Jesús querían que Pedro dejase de hablar sobre Él. Pero Pedro no dejó de hacerlo. Continuó hablando a la gente sobre Jesús.
Por eso lo metieron en la cárcel. Pero durante la noche, Dios envió un ángel para liberar a Pedro.
Sus amigos se sorprendieron mucho al volver a verlo y le pidieron a Dios que les ayudase a ser valientes para continuar hablando a la gente sobre Jesús. Y Dios los hizo valientes.
Dios quería que hablasen a todo el mundo.

Aquel mismo día llegaron tres hombres y llamaron a la puerta: toc, toc.
-Dice el capitán Cornelio que, por favor, vayas a su casa -dijeron los hombres a Pedro.
El capitán Cornelio era un soldado de Roma. Pero quería a Dios, y Dios le había dicho que invitase a Pedro a su casa.
Dios quería que Pedro hablase a Cornelio y a sus amigos sobre Jesús.
Así pues, Pedro les explicó todo, desde el principio hasta el día en que Jesús murió en la cruz.

-Pero Dios -explicaba Pedro con alegría- devolvió la vida a Jesús. Por lo tanto ahora vosotros también podéis ser amigos de Jesús, igual que nosotros. si queréis.
E inmediatamente Dios envió su Espíritu para que estuviese con esos nuevos amigos.
Lo hizo para demostrar que realmente ama a todos los hombres y mujeres del mundo.

Tu primera Biblia. Edebé.



jueves, 15 de marzo de 2018

PROBLEMÁTICA ACTUAL DE LA CATEQUESIS

EL SER Y MISIÓN DEL CATEQUISTA

- La revelación de Dios por Jesucristo: En el Nuevo Testamento se nos comunica el cumplimiento del plan de salvación de Dios Padre.

- Transmisión del Evangelio por la Iglesia, fundada sobre Pedro y los demás Apóstoles.

- El catequista, partícipe de la misión de la -Iglesia y colaborador del Obispo diocesano.


LAS DIFICULTADES DE LA CATEQUESIS HOY

- Desinterés de muchos padres que llevan a sus hijos a la catequesis: se ha roto, en muchos casos, la cadena de transmisión de la fe de padres a hijos.

- Desánimo de muchos sacerdotes y catequistas al ver como no vuelven por la Iglesia, tras recibir los sacramentos de iniciación.

- Ambiente cultural poco favorable a los valores de Evangelio y a la misión de la Iglesia, que contrarrestan lo dicho en la catequesis.


LA PRÁCTICA CATEQUÉTICA HABITUAL

- En la catequesis se busca casi exclusivamente la recepción de un sacramento. Se comienza sin una "conversión" a Cristo.

- A pesar de utilizar textos y materiales muy elaborados, no se consigue muchas veces el objetivo que se pretende.

- Se da frecuentemente un predominio de la transmisión de ideas: se prima en exceso el aprendizaje de contenidos.

- Al emplear una metodología semejante a la de la escuela, la catequesis aparece como continuación de ésta. De ahí muchas veces el desinterés de niños y adolescentes.


viernes, 2 de marzo de 2018

NOÉ


Un día, Dios dijo a Noé:
- Tengo que acabar con toda esta maldad. El hermoso mundo que creé está estropeado. Va a haber un gran diluvio. Lloverá mucho, lo suficiente para llevarse todo lo que es malo. Pero tú te salvarás.

Entonces, Dios mandó a Noé que construyese un barco. El Arca. Lo suficientemente grande para salvar a Noé y a su familia. Lo suficientemente grande para salvar una pareja de animales de cada especie.

Noé hizo todo lo que Dios le había pedido. Siempre hacía lo que Dios le decía.
¡Tac!, ¡tac!, ¡tac!, golpeaba el martillo. Finalmente, el Arca quedó acabada.

Los animales estaban nerviosos.
-¡Cuac, cuac! -decían los patos.
-¡Muuu, muuu! -mugían las vacas.
-¡Pío, pío! -piaban los gorriones-. ¡No nos dejes atrás!
-Todos a bordo -dijo por fin Noé.
Y Dios cerró la puerta del Arca detrás de ellos.

Pasó una semana completa. Entonces, comenzó a llover: tip, tap, tip, tap...
Más agua y más agua. Hasta que el Arca empezó a flotar. Hasta que los arroyos se llenaron y los ríos se desbordaron. Más lluvia y más lluvia. Hasta que las cimas de las montañas quedaron cubiertas. Hasta que no se podía ver nada, excepto agua.
El Arca era lo único que quedaba.

Después de mucho, mucho tiempo, dejó de llover. Lenta, muy lentamente, el nivel del agua fue descendiendo.
Ahora Noé podía ver los picos de las montañas.
El Arca se detuvo suavemente.
Noé abrió una ventana y dejó salir al cuervo. Había agua por todas partes. El cuervo no se pudo posar en ningún sitio y continuó volando.
Noé esperó un poco más.
Después, envió a la paloma. Ésta volvió con una hoja verde y nueva en el pico. Todos se alegraron.
Poco a poco, el agua se fue retirando y la tierra quedó casi seca.
Dios llamó a Noé:
-Ya podéis salir. No hay ningún peligro. No os preocupéis. Nunca volverá a haber un diluvio como éste,  os lo prometo. Mirad, he pintado un arco iris en el cielo como señal de la promesa que os hago. 

Tu primera Biblia. Edebé